Y un elefante rosa sostiene una vela, iluminando el cielo, para que todas las niñas perdidas de noche puedan encontrar el camino de vuelta a casa.
Si alguna vez dudaste de vos mismo, te invito a que te internes en un bosque. Los árboles siguen de pie aunque no reciban ningún reconocimiento. Las flores siguen floreciendo aunque alguien tarde o temprano vaya a arrancarlas. Fijate el mar, como siempre sigue fluyendo a pesar de que somos pocos los que paramos a contemplarlo y admirarlo. Mirá las estrellas, nunca dejan de brillar y ni siquiera saben porqué lo están haciendo...
Nunca dejé de fascinarme por lo influenciada que me siento siempre por la luna. Es increíblemente inmensa y poderosa. 
Nosotros somos iguales. Fuimos creados con los mismos elementos que el universo. Hermosos y maravillosos. Nunca lo olvides, de polvo celestial fue creada tu materia.


1 comentario:

  1. Amo todo lo que escribis. Encontre este blog de casualidad y lo amo, realmente amo tu forma de pensar y expresarte ♥

    ResponderEliminar