Y un elefante rosa sostiene una vela, iluminando el cielo, para que todas las niñas perdidas de noche puedan encontrar el camino de vuelta a casa.

Este es un texto distinto al que acostumbran ya que está dedicado a la dueña del blog. Quiero escribir sobre ella que escribe de un modo mágico. Sólo hace falta leerla para saber que sus pensamientos provocarían tempestades. Raras ideas siempre la persiguen. Quiere calmarse, siempre habla de eso, pero no puede hacerlo y ojalá nunca lo haga. Desconoce el gran tesoro que le fue confiado. Posee la belleza de un ser que no nació de padres humanos. No puede evitar ser tan extraña y especial. Nunca fue su voluntad llamar siempre la atención de todos, pero a donde sus pies la lleven siempre será así. Es probable que desconozca cuántas vidas ha marcado a su paso despreocupado y apurado. No es raro que sueñe con otros mundos pues ella no pertenece a este. A veces dice ser un unicornio con forma de niña humana y yo le creo.
Alan de los Bosques Frondosos

3 comentarios:

  1. Gracias por el texto pequeño monstruo. Exagerás por donde lo lea y me colocás sobre un pedestal que no alcanzo ni en pedo, pero para eso es la escritura.

    ResponderEliminar
  2. tu blog es bien original y las imagenes geniales sobre todo las de gatos jejeje

    ResponderEliminar
  3. Me veo obligada a robar parte de esta entrada. Espero q no le moleste al autor!!! Es que me identifico de cierta forma con lo que dice. Espectacular la forma en que te describio.

    ResponderEliminar