Y un elefante rosa sostiene una vela, iluminando el cielo, para que todas las niñas perdidas de noche puedan encontrar el camino de vuelta a casa.
Aprieto con los dientes las palabras que podrían salvarnos. Éste será mi último intento, prometo no hacerte esperar más. Apenas te vea lo diré y será mi única verdad. No queda tiempo. No quiero cerrarme nunca más. No con vos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario