Y un elefante rosa sostiene una vela, iluminando el cielo, para que todas las niñas perdidas de noche puedan encontrar el camino de vuelta a casa.

Pensé que iba a saber lo que tenía que hacer cuando llegue el momento. Supuse que me iba a dar cuenta. Que reconocería alguna señal. Pero son tan libres los planetas que no te avisan cuando se alinean. Tanto amo al universo que nunca me falla. Mi galaxia es mi lugar preferido. Estoy re equivocada. No sé nada de nada. Nunca duermo en los árboles porque me dan miedo las arañas. En las estrellas no hay arañas por eso duermo en las estrellas. Voy a decorar mi galaxia con flores salvajes. Todavía no decido si quiero vivir en el wild side o en el dark side. Quizá sea momento de abrir los ojos y notar que no me estoy cayendo. Quiero mantener esto real.


1 comentario: