Y un elefante rosa sostiene una vela, iluminando el cielo, para que todas las niñas perdidas de noche puedan encontrar el camino de vuelta a casa.
Resumo todo lo que mi garganta rebelde me impide decir en miradas. Si pudiese matar con la mirada estarían ante un triple homicidio pasional.


No hay comentarios:

Publicar un comentario