Y un elefante rosa sostiene una vela, iluminando el cielo, para que todas las niñas perdidas de noche puedan encontrar el camino de vuelta a casa.

La única condición fue dormir juntos los días que tus ojos estén rojos y a mí me estornude la nariz...



No hay comentarios:

Publicar un comentario