Y un elefante rosa sostiene una vela, iluminando el cielo, para que todas las niñas perdidas de noche puedan encontrar el camino de vuelta a casa.

Los críticos percibían el malestar en nuestra generación.
Ese que empezó con un disco de Joy Division en tu habitación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario